De su respeto por la naturaleza y asunción de que es un marco perfecto contra el que no se debe atentar ha resultado el legado arquitectónico de la continuidad exterior del espacio interior dentro de la armonía entre naturaleza y arquitectura.